Bonus Malus: la verdad sobre los descuentos en los seguros

Tabla de contenidos

Sistema de penalizaciones y bonificaciones de las aseguradoras

Aunque suene a conjuro de Harry Potter, "Bonus Malus"son términos que describen el sistema de penalizaciones y bonificaciones en el mundo del seguro

¿Habrás oído hasta la saciedad hablar de descuentos en la publicidad de seguros, si bien en estos anuncios no se explica que la cosa es algo más compleja, y es que los seguros no son como otros productos, y el precio de una póliza depende de muchos factores en los que la persona que lo contrata influye de una manera importante. En este caso, tenemos que hablar de Bonus Malus.

Se trata de un sistema que utilizan las compañías de seguro que beneficia a los buenos conductores, haciéndoles rebajas sobre las primas del seguro; y penaliza a los malos conductores, incrementando esa prima de seguro.

Pero ¿qué es un buen conductor y uno malo? No se trata de que le caigas bien o mal a tu compañía ni que te portes bien con ellos. Lo que califica a un conductor como bueno o malo a los ojos de la compañía de seguros, y por tanto hace que pague más o menos por su póliza de motos (moto o coche) es si ha tenido o no accidentes con culpa en los últimos años.

Malus

Si presentas partes de accidente en los que apareces como culpable o eres propenso a las infracciones, la compañía de seguros subirá el precio de tu póliza al considerarte un conductor poco seguro.

Bonus

Se premia al buen conductor que no suele figurar como responsable de siniestros ni ha perpetrado infracciones. Un buen historial contará, por lo general, con una reducción del precio de la póliza. Dicha reducción se efectúa sobre la tarifa básica que se presupuestó en la anterior póliza. Lo normal suele ser un 5% o un 10% de descuento por cada doce meses sin parte, y en el mejor de los casos se puede llegar a un 40% o 60% (tras varios años, y si no cambiamos de modalidad y moto). Depende del tipo de seguro que tengas contratado, el “bonus” será distinto. En un seguro a terceros será menor que un seguro a todo riesgo.

Si presentas partes de accidente en los que apareces como culpable o eres propenso a las infracciones, la compañía de seguros subirá el precio de tu póliza al considerarte un conductor poco seguro (un mal conductor).

Hay que tener en cuenta que las bonificaciones no se aplican a toda la póliza, sino a las coberturas que has contratado. El precio del seguro incluye ese dinero que pagas por las coberturas, el que va al Consorcio de Compensación de Seguros y los impuestos. Tanto el Consorcio como los impuestos no admiten bonificaciones.

 

Una persona que no ha tenido accidentes culpables y que no tiene infracciones, no le cuesta dinero a la compañía y para ellos lógicamente es un buen conductor. Por eso, resulta razonable que le bajen el precio del seguro, ya que su riesgo es menor que una persona que ha tenido accidentes y multas

En definitiva, el sistema de Bonus Malus es el equivalente a las flechitas para arriba y abajo del colegio, pero aplicadas a tu bolsillo.

× ¿Te ayudo?